MATCHA: QUÉ ES

El té Matcha ha penetrado con fuerza en nuestro país, donde su consumo comienza a integrarse en los hábitos diarios, llegando a sustituir al popular café. Sin embargo, para una gran mayoría, este tipo de té, que llama la atención por su intenso color verde, es aún desconocido, como también sus propiedades. Te las contamos.

¿Qué es el té Matcha?

El té Matcha se encuentra en la cúspide de los tés. De ahí sus preciadas cualidades, y su precio. Un té Matcha suele ser más caro que otros tipos de té o infusiones. Pero existe una razón: su sofisticación.

El té Matcha está elaborado a base de hojas de té verde extremadamente tiernas y de sabor intenso. Estas son cultivadas con mimo y recolectadas de manera exquisita en las laderas de Japón, Taiwan o China, de donde es originario.

El proceso de obtención es tan cuidadoso y artesanal que sus productores y productoras recolectan las hojas de té a mano para después secarlas al aire libre, sobre una superficie natural. De hecho, para separar las hojas de los tallos con prudencia, se somete la planta a un proceso de vaporización. Sin embargo, es la fase de envejecimiento la que confiere a las hojas ese sabor intenso, tan característico del té Matcha.

Una vez listas para el consumo, las hojas se muelen, en molino de piedra, hasta obtener ese fino polvo de color verde intenso y brillante que tan poderosamente llama nuestra atención.

Y un detalle para quienes os consideráis amantes de esta variedad de té, su amargor en el paladar disminuye en la medida que lo hace su calidad.

Propiedades del té Matcha

Hoy en día, podemos encontrar té Matcha en prácticamente cualquier establecimiento, sea especializado o no: té Matcha ecológico, té Matcha Premium…, como ocurre con el café o las infusiones, existen tantos niveles de calidad como organizaciones productoras.

En nuestra opinión, siempre es recomendable optar por un té Matcha que garantice su trazabilidad, y que esta sea exquisita. Así, podemos disfrutar de esa textura fina, suave y ligera que ofrecen los buenos tés Matcha durante infinidad de tiempo, al menos sí sabemos conservarlo en un recipiente de cierre hermético, protegido de la luz y de la humedad.

En ese caso, podremos disfrutar de una bebida que, además, se asocia a propiedades beneficiosas para el organismo, como su poder antioxidante, estimulante o capaz de quemar las grasas no deseadas.

Sea como sea, lo cierto es que el té Matcha tiene cafeína, pero no en la misma proporción que café, sino en niveles inferiores. Así que, puede ser un buen estimulante para quienes huyen de las bebidas demasiado excitantes.

Una taza de té Matcha por la mañana puede ser un perfecto sustituto del café, siempre y cuando no padezcamos enfermedades o cualquier otro estado (por ejemplo, de gestación) que conlleve la contraindicación de su ingesta por suscitar efectos secundarios indeseados.

Modo de elaboración

El té Matcha no se prepara de cualquier forma. Por lo general, en Asia saben bien cómo preparar té Matcha a través de un ritual capaz de extraer todos sus matices. Un auténtico protocolo que os invitamos a probar.


El jengibre: un clásico entre las infusiones

Las propiedades del jengibre son tales que esta raíz se ha convertido en el elemento estrella de buena parte de las infusiones que encontramos en el mercado. Porque no solo resultan beneficiosas las bebidas calientes a base de jengibre, sino todo ese abanico de infusiones que incluye esta planta entre sus ingredientes.

En Cafés Foronda, por ejemplo, destaca la presencia del jengibre en dos de nuestros productos estrella: las infusiones de Ayurvédica tibetano y African Chai Masala.

En la primera, el jengibre potencia sus características y beneficios de la mano de otros elementos naturales como el regaliz, el anís, la canela, el cilantro y los pétalos de aciano. En la segunda, acompañado de rooibos, canela, clavo, pimienta negra y cardamomo.

Pero ¿por qué el jengibre toma tal protagonismo en las infusiones? ¿De donde parte esta creciente relevancia? Tratemos de arrojar algo de luz sobre este ingrediente natural imprescindible.

¿Qué es el jengibre?

Cuando hablamos de jengibre nos referimos a la raíz de esta planta, que es la que se emplea en el preparado de infusiones.

El cultivo del jengibre o Zingiber officinale precisa de climas cálidos y húmedos, por eso las mayores plantaciones se encuentran actualmente en países de África como Nigeria o Kenia, en Brasil, Jamaica, Australia y en determinadas zonas de China y la India, de donde procede el 50 % de la producción mundial de jengibre.

Dependiendo del lugar en el que se cultive, el jengibre resulta más o menos picante, cítrico, dulce o intenso. Pero, sea como sea, no cabe duda de que el sabor de este tubérculo resulta muy característico.

La popularización del jengibre

El jengibre es una raíz muy popular. De hecho, se ha utilizado históricamente en la cocina como aromatizante natural, especialmente en aquellas regiones donde se cultivaba intensamente, como el sudeste asiático.

Allí es precisamente donde el uso del jengibre se extendió con otros fines. La medicina natural encontró en esta raíz una aliada para el alivio de dolencias como las migrañas o las náuseas. También para la mejora del tránsito intestinal y para reducir la acumulación de gases, por su poder antiinflamatorio, además de antioxidante.

No en vano, el jengibre presenta un alto contenido en minerales como el magnesio, el sodio, el calcio, el hierro o el manganeso. Y es rico en vitamina B y C.

Los beneficios del jengibre

Dicho lo anterior, podemos imaginarnos cuáles son los principales beneficios del jengibre para mejorar el bienestar. Ya hemos mencionado que mejora el tránsito intestinal y reduce los gases, que aplaca las náuseas y el dolor de cabeza, pero además, el jengibre ha sido empleado de manera histórica en neuropatía para:

  • Evitar inflamaciones.
  • Contrarrestar la fatiga.
  • Aliviar dolores musculares o calambres.
  • Ayudar a regular el nivel de azúcar en sangre.
  • Promover la eliminación de toxinas, facilitando la pérdida de peso.

De hecho, la infusión de jengibre es un must entre quienes padecen menstruaciones dolorosas, por su poder calmante y relajante. Y también entre quienes comienzan una dieta saludable.

El jengibre como aliado estético

Pero los beneficios del jengibre no son exclusivos del bienestar físico, también contribuyen a la belleza natural, de ahí que se haya convertido en un elemento clásico de todo ritual de cuidado facial.

Aseguran quienes más saben de estética corporal que el jengibre presenta propiedades limpiadoras y exfoliantes, y que contribuye a equilibrar la producción de sebo para la piel grasa, reduciendo así la aparición de imperfecciones, puntos negros, etcétera. Además, estimula la elasticidad de la piel, retrasando los signos propios del envejecimiento, como las líneas de expresión.

Cuándo tomar una infusión con jengibre

Las infusiones de jengibre se pueden consumir en cualquier momento del día. Hay quien prefiere hacerlo a primera hora de la mañana, por su poder activador y ese regustillo picante que despierta nuestros sentidos. Y hay quien lo reserva para esas horas de calma y relajación en las que necesitamos aplacar ciertas molestias intestinales para conciliar el sueño.

La infusión de jengibre no presenta contraindicaciones si se toma de manera moderada, a través de una rutina de consumo que no supere las cuatro tazas diarias.

En caso de problemas de digestión, lo recomendable es tomar una infusión de jengibre tras una comida copiosa y en sustitución del café con leche, que puede resultar más indigesto.

Los beneficios del té van más allá del placer

El té es una bebida universal y en auge. De hecho, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el consumo mundial de té sigue una línea ascendente e imparable desde hace ya unas décadas.

No en vano, se estima un consumo anual de 5,5 millones de toneladas a nivel mundial, siendo China e India los principales productores y consumidores de té, seguidos por países como Turquía, Sri Lanka, Kenia y otros.

Pero ¿por qué el té es una de las bebidas más populares y ampliamente consumidas en el mundo? A su variedad de sabores e impacto en el paladar, que proporciona un inmenso placer y sosiego a quien lo consume, se suman propiedades saludables. Beneficios ligados a esta bebida milenaria que ya supieron aprovechar culturas ancestrales.

Las propiedades del té sobre nuestro metabolismo

Quienes consumen té de forma asidua saben muy bien de sus beneficios. Para esas personas, el acto de comprar té significa comprar bienestar. Porque las propiedades de esta bebida son muchas:

  • Antioxidantes que ayudan a combatir los efectos producidos por los radicales libres en nuestro cuerpo, contribuyendo así a la reducción del riesgo de padecer enfermedades crónicas.
  • Mejora de la salud cardiovascular: Algunos estudios sugieren que beber té regularmente puede ayudar a reducir también el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. En definitiva, a mejorar la salud del corazón y de los vasos sanguíneos.
  • Mejora la función cerebral: La cafeína y los aminoácidos que se encuentran en el té pueden mejorar la función cerebral y aumentar el poder de concentración si se consumen con moderación.
  • Aliado en las dietas alimenticias: Ciertos tipos de té, como el té verde, pueden influir en la función del metabolismo a la hora de controlar el peso y la masa corporal, siempre y cuando se combine con una dieta saludable y la práctica de ejercicio regular. Como contrarrestar la hinchazón, también está indicado cuando el síndrome premenstrual es agudo y doloroso.
  • Salud digestiva: Algunos tipos de té, como el té que incorpora jengibre, pueden ayudar a aliviar problemas digestivos como la hinchazón, los gases y la indigestión. Incluso aliviar la gastroenteritis.
  • Alivio de los síntomas catarrales: Ciertos tés apoyan a nuestro metabolismo en la lucha contra procesos catarrales, liberando nuestras vías respiratorias y mejorando la irritación de la garganta y la tos.
  • Poder de hidratación: Aunque el té contiene cafeína, sigue siendo una bebida hidratante y puede contribuir a cumplir con las necesidades diarias de líquidos.

Eso sí,  si bien el té puede proporcionar beneficios para la salud, es importante consumirlo con moderación y como parte de un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada y ejercicio regular. Además, ante la duda por padecimiento de algún tipo de dolencia crónica o enfermedad, es importante consultar a personal facultativo sobre la idoneidad de tomar té.

Beneficios del té frente al café

Aunque en España la bebida caliente por excelencia es el café, tanto este último como el té ofrecen beneficios para la salud. Así, la elección entre uno u otro puede depender de las preferencias personales.

Sin embargo, si tuviéramos que destacar las ventajas de la ingesta del té sobre el café, podríamos señalar estas:

  • Por lo general, menor contenido de cafeína, y por lo tanto, menor posibilidad de alteración del sueño o de estimular el nivel de estrés o ansiedad.
  • Más variedad de antioxidantes como las catequinas y los polifenoles, que ofrecen una protección adicional contra el daño celular y el envejecimiento.
  • Menor riesgo de acidez estomacal, pues resulta más suave y menos ácido que el café.

Otras aplicaciones saludables del té

El té tiene una variedad de aplicaciones que van más allá de ser una simple bebida para consumir. Esto suele ocurrir con aquellos productos naturales con grandes propiedades sobre nuestra salud. Algunas de las aplicaciones adicionales del té son:

  • Culinaria: El té se puede utilizar como ingrediente en una amplia gama de recetas culinarias, desde platos principales hasta postres. incluso en cócteles y bebidas.
  • Cuidado de la piel y el cabello: Algunos tipos de té, como el té verde, el té blanco y el té de manzanilla, se pueden utilizar en el cuidado de la piel debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. De hecho, existen multitud de mascarillas faciales y capilares con el té como ingrediente principal. Estas suelen estar indicadas para calmar la piel, reducir la inflamación y combatir los signos del envejecimiento.
  • Aromaterapia: El aroma reconfortante del té puede utilizarse en aromaterapia para promover la relajación y reducir el estrés.

Estas son solo algunas de las muchas aplicaciones creativas del té más allá de simplemente beberlo. Y es que, el té puede ser utilizado de formas sorprendentes en nuestra vida diaria

Infusiones ideales para aliviar los gases

Los gases pueden resultar extremadamente incómodos. No solo provocan una molesta sensación de hinchazón que puede acompañarnos todo el día. Además, producen inflamación e incluso dolor agudo, especialmente tras las comidas.

Afortunadamente, existen remedios contra los gases. Y algunos de ellos son naturales, como las infusiones.

¿Por qué son buenas las infusiones contra los gases?

Ciertas infusiones de hierbas naturales nos ayudan no solo contra los efectos indeseados de los gases, sino de las flatulencias. De hecho, existen algunas que están especialmente indicadas por sus propiedades.

Las infusiones de hierbas son beneficiosas contra los gases por varias razones:

  • Son digestivas: El jengibre, el hinojo, la menta o el anís son hierbas naturales que encontramos en multitud de infusiones y que tienen propiedades digestivas, es decir, contribuyen a que nuestro proceso digestivo sea más saludable. ¿Cómo? Estimulando la producción de enzimas digestivas que mejoran el movimiento peristáltico del intestino. En otras palabras: ayudan a reducir la acumulación de gas en el organismo.
  • Tienen propiedades carminativas: Algunas hierbas tienen la virtud no sólo de prevenir la aparición o acumulación de gases en el tubo digestivo, sino de facilitar su expulsión. Gracias a esta cualidad, aliviamos la presión sobre el abdomen, es decir, la hinchazón y la incomodidad. Algunas hierbas carminativas son la menta, la pimienta, el clavo, el tomillo…, muy habituales en infusiones. También el anís, la canela, el jengibre o el limón, entre otras.
  • Provocan un efecto relajante. Gracias a su acción antiinflamatoria, especialmente en hierbas como la manzanilla, las infusiones naturales pueden reducir la inflamación en el tracto digestivo mediante un efecto relajante muscular. Este evita los espasmos y mejora el paso del gas a través del sistema digestivo, produciendo una grata sensación de alivio.

Infusiones Foronda para mejorar el tránsito intestinal

Ya hemos hablado de cuáles son las hierbas más indicadas para favorecer el paso de los gases, disminuirlos y expulsarlos con facilidad. Ahora, veamos qué infusiones pueden encontrar, de nuestra amplia variedad de infusiones a la venta, para tal fin:

  • Infusión de menta: Las infusiones de menta son el clásico remedio natural para aliviar las flatulencias pues, como hemos señalado, relajan los músculos del tracto digestivo y reducen la hinchazón. Este ingrediente es muy común en todas nuestras infusiones, sin embargo, destacan las propiedades de nuestra agradable y fresca Menta Poleo y Rooibos Relax-digest, especialmente indicada para lograr un alto efecto digestivo. Este último incorpora además suaves toques de anís, que potencia las propiedades de la infusión con su efecto carminativo.
  • Infusión de manzanilla: La infusión de manzanilla es de sobra conocida por sus propiedades calmantes y antiinflamatorias,. Combate el malestar asociado con las flatulencias a través de un suave aroma y sabor flora..

Despídete de una vez por todas del molesto dolor abdominal producido por los gases y de esa hinchazón que no te deja en paz. Toma una infusión después de las comidas o a media mañana o media tarde y disfruta de una terapia natural contra los gases.

Qué beber para la gastroenteritis

Una infusión no acabará con nuestra gastroenteritis, pero sí puede aliviar sus síntomas y contribuir a nuestra hidratación. Sabemos que las plantas y su disolución en agua caliente tienen propiedades al respecto. Pero ¿cuáles son las más adecuadas para el dolor de tripa o las ganas de vomitar?

Infusión de jengibre

La gastroenteritis conlleva una inflamación de los intestinos y/o el estómago. Esto quiere decir que, a la hora de elegir una infusión para intentar mitigar el dolor o los retortijones propios de esta dolencia, debemos escoger una con propiedades antiinflamatorias.

En Cafés Foronda encontrarás infusión de jengibre acompañada de regaliz, anís y canela (dos clásicos contra la gastroenteritis), cilantro y pétalos de aciano. Todos ellos ingredientes naturales bajo el nombre de Ayurvédica Tibetano.

También puedes encontrar jengibre en nuestra African Chai Masala. Esta infusión de rooibos con jengibre es, además de antiinflamatoria, relajante y digestiva, gracias a los aportes de la canela. También, aunque en menor medida, del clavo, la pimienta negra y el cardamomo. Esto quiere decir que mantendrá a raya tus náuseas.

Infusión de manzanilla

Es un reputado ingrediente contra los problemas estomacales y las náuseas. De hecho, a quien más y a quien menos nos han ofrecido esta digestiva infusión de pequeños, cuando nos dolía la tripa. Y es que, es apta también para niños y niñas.

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y controla los gases o flatulencias. En Cafés Foronda comercializamos la infusión de manzanilla en dos modalidades especialmente digestivas y ecológicas: en flor y en pirámides.

Su efecto antiespasmódico, antiinflamatorio y calmante ayuda a sobrellevar los peores días de la enfermedad.

Pero, ¿qué ocurre si eres de esas personas que aborrece la manzanilla o el jengibre? Puedes optar por otra fórmula, pues una infusión digestiva que también puede mantener a raya el dolor de estómago es el té verde. Este resulta especialmente suave y favorece el tránsito intestinal.

Cómo actuar frente a la
gastroenteritis vírica

Existen muchos tipos de gastroenteritis dependiendo del hecho que la ha ocasionado: una bacteria, comida en mal estado… La de carácter viral, por ejemplo, deriva en una infección que puede causar diarrea, dolor en el abdomen, náuseas, vómitos e incluso fiebre. Para contrarrestar estos efectos, es necesario:

  • Beber líquidos, por ejemplo las infusiones de jengibre, manzanilla o el té verde recomendados. Siempre a sorbos pequeños y espaciados para evitar la deshidratación y no empeorar las náuseas o vómitos.
  • Comer pequeñas cantidades de alimentos y que estos sean fáciles de digerir: arroz, manzana, pollo o pavo, etc.

Aún con todo, lo más adecuado es acudir al centro de salud y pedir cita con el médico o médica de cabecera. Especialmente si el malestar persiste más de 24 horas o los vómitos son recurrentes, ya que podría darse un episodio de deshidratación.

Infusiones para la tos: un alivio ante los síntomas catarrales

Si has llegado hasta aquí buscando infusiones para la tos es, seguramente, porque te empieza a doler la garganta.

La tos es una constante durante el periodo invernal. Y hay que alegrarse de ello, porque se trata de un mecanismo que activa nuestro cuerpo para liberar las vías respiratorias ante catarros y gripes. Así que, pese a que resulte molesta, es vital para la salud de nuestro organismo.

Lo que sí podemos hacer es aliviar sus síntomas, como la irritación de garganta. ¿Cómo? Lo habitual es tomar jarabes cuando la tos es seca y no mucolítica o con expectoración. Los antitusivos podrían ser realmente perjudiciales en estos últimos casos, a no ser que nos lo recomiende nuestro médico de cabecera.

infusion-tos-jengibre-regaliz

Así que, ¿cómo actuar ante la tos con flema? ¿Y si tenemos tos seca de manera reiterada y no queremos tomar tanto jarabe para la tos?
Las infusiones para la tos son nuestra tabla de salvación. Pero no cualquiera. Te proporcionamos una lista con las más efectivas para aliviar la garganta, algunas incluso con capacidad para descongestionar las vías respiratorias.

1. La infusión de jengibre

Afortunadamente para ti, el jengibre está presente en un sinfín de infusiones, pues se trata de un elemento con grandes propiedades beneficiosas para la salud: actúa como antiinflamatorio natural y
contribuye a liberar la garganta de la mucosidad en exceso.

De hecho, en Cafés Foronda comercializamos dos variedades de infusión con jengibre que se adaptan a tus necesidades. Nos referimos a la gama Ayurvédica Tibetano, basada en la medicina natural y tradicional tibetana,
y la African Chai Masala. Esta última resulta muy digestiva y relajante,
pues incorpora rooibos a su mezcla de elementos especialmente escogidos.
La primera regaliz, otro de los must para combatir resfriados y malestar general.

infusion-tos-jengibre-regaliz-miel-limon

2. La infusión de regaliz

El regaliz ha sido empleado tradicionalmente por albergar propiedades antitusivas y expectorantes. En Cafés Foronda contamos con varias infusiones que incluyen el regaliz en su receta de ingredientes. Pero hay una que lo convierte en absoluto protagonista: la infusión de regaliz es dulce y perfecta para mitigar el dolor de garganta y aliviar la tos. Además, al no contener teína ni otro tipo de estimulante, puede tomarse bien caliente antes de conciliar el sueño.

Sin embargo, el regaliz es una planta natural pero no inocua, como tantas otras plantas naturales que, incluso, pueden llegar a interactuar con ciertos medicamentos. Así, debe evitarse (o al menos consultar su ingesta con una persona sanitaria) en personas hipertensas, con enfermedades cardiovasculares y en tratamiento diversos como los que incluyen corticoides. Tampoco es recomendable en mujeres embarazadas..

Y una sugerencia, para mejorar la acción expectorante y aliviar en mayor medida la garganta, resulta conveniente añadir un poco de miel y limón a cualquiera de estas infusiones.

Infusiones que nos ayudan a sobrellevar la menstruación

No siempre es dolorosa. Sin embargo, para muchas mujeres, la menstruación puede llegar a resultar incluso incapacitante. De hecho, el denominado síndrome premenstrual desemboca, en ocasiones, en un gran dolor abdominal, calambres, hinchazón, dolor de cabeza y cansancio generalizado. Si sabes bien a qué nos referimos, te alegrará saber que existen infusiones que pueden mitigar estos efectos.

Dichas molestias, lo que conocemos como dolor de regla, ya sea leve, moderado o extremo, puede atenuarse mediante la ingesta de ciertas formulas naturales:

Bolsistas o pirámides de flor de manzanilla dulce

La acción calmante de la manzanilla es de sobra conocida. No en vano, actúa como anti espasmódico y anti inflamatorio. Es decir, combate las dolencias propias del síndrome premenstrual.

Totalmente inocua, su ingesta es apropiada incluso en menores de edad.

Nuestra recomendación, apuesta por una manzanilla ecológica, especialmente seleccionada para enfatizar su aroma y propiedades. Y tómala bien calentita para aliviar esos dolores abdominales y encontrar un poco de paz en esos días de regla intensa.

Infusión de jengibre

Hemos hablado en otras ocasiones del poder del jengibre, presente en una gran cantidad de infusiones precisamente por sus grandes propiedades contra las inflamaciones.

Ya sea mediante nuestra infusión de Ayúrveda Tibetano o África Chai Masala, el poder del jengibre actuará sobre tu organismo para aliviar el dolor muscular, producido por las contracciones propias de la menstruación.

El jengibre es muy efectivo contra el malestar general y especialmente ante el dolor de regla.

Otros consejos para combatir los síntomas de la menstruación cuando estos se ceban son:

  • Aplicar calor en la zona abdominal para contrarrestar el dolor y los calambres.
  • Mantener la calma para evitar la tensión muscular.
  • Mantener una dieta sana y equilibrada, donde las bebidas gaseosas brillen por su ausencia y abunden los alimentos indicados para mejorar el tránsito intestinal, por ejemplo, el arroz integral.

Y si los dolores son muy fuertes a pesar de estos remedios naturales, consulta con personal de ginecología en tu centro sanitario. Te indicará que pasos debes seguir para mitigar los efectos de la regla de manera efectiva.

Infusiones para el resfriado: el poder está en el jengibre

A punto de entrar en el mes de diciembre y con el clínex ya en la mano, no podemos eludir nuestra responsabilidad con vuestro bienestar. Hoy, os ponemos al día sobre las infusiones para el resfriado más eficaces.

El secreto: tomarlas bien calentitas, por la mañana, después de comer o entrada la noche.

El jengibre: tu mejor aliado natural

Un clásico sobre los clásicos, la infusión de jengibre contra los resfriados.

Gracias a Cafés Foronda, puedes disfrutar de un infusión de jengibre acompañado por regaliz, anís, canela, cilantro y pétalos de aciano. Una solución perfecta, a base de ingredientes naturales para combatir resfriados y malestar general, y a la que hemos denominado Ayurvédica Tibetano. De hecho, funciona como descongestionador nasal y gracias a sus propiedades antiinflamatorias, combate el dolor de garganta.

¿Eres más de rooibos? Nuestra African Chai Masala está elaborada a base de rooibos y un plus de jengibre. Relajante y digestiva, perfecta para esos momentos previos de irnos a la cama. Esta infusión resulta además muy aromática, pues lleva canela, clavo, pimienta negra y cardamomo.

El limón y la miel resultan acompañantes ideales para estas dos infusiones, pues su sabor aporta un matiz cítrico y dulce muy interesante y además ayudan a suavizar la garganta. De hecho, con nuestro Rooibos de Naranja Natural obtendrás ese toque cítrico amable que buscas sin renunciar al poder del jengibre y de la vitamina C.

Dolor al tragar, tos, congestión nasal, hinchazón de ojos…, no es fácil hacer frente a las consecuencias de un buen resfriado, pero podemos intentarlo con estas infusiones y tés a base de hierbas medicinales.

Y como seguramente te costará dormir debido a la congestión y a la tos, te recomendamos una taza de Rooibos Relax Digest antes de retirarte a la cama. Te ayudará a entrar en una fase de relajación previa con la que conciliar el sueño.

Infusiones diarias recomendadas: ¿cuántas y de qué tipo?

Para conciliar el sueño, contra la ansiedad…, las infusiones presentan propiedades terapéuticas gracias a sus ingredientes naturales y a la ausencia de estimulantes. De hecho, las hay recomendadas para tomar a diario y aliviar así ciertas dolencias. ¿Cuáles son? ¿Qué infusiones podemos degustar todos los días para contribuir a nuestro bienestar? ¿En qué dosis? Os lo explicamos.

Rooibos relajante: la gran a puesta por el bienestar

El rooibos de alta calidad, una planta de origen sudafricano que se ha hecho fuerte en nuestra dieta, tiene efectos relajantes y digestivos. No contiene cafeína, por lo tanto, puede tomarse a cualquier hora del día. Incluso antes de acostarnos. Quizás por eso ha cobrado tal relevancia en los últimos años para quienes desean una bebida caliente, ligera y que contribuya al equilibrio metabólico.

Mezclado con melisa, regaliz y anís verde, el rooibos da lugar a una infusión que invita al sosiego tras una dura jornada. También si acompañamos el rooibos de canela, jengibre, clavo, pimienta negra y cardamomo.

Entregarse a una taza de rooibos relajante, en una atmósfera de tranquilidad, es hacerlo a una bebida que nos ayuda a vaciar nuestra mente de todo ese estrés acumulado a lo largo del día.

Por otra parte, el rooibos tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, minerales y vitaminas A, C y E.

Infusiones, ¿hasta qué punto?

La ingesta de infusiones no está contraindicada a priori, siempre que se consuman con moderación. A pesar de ello, deberíamos consultar con un profesional sanitario si padecemos algún tipo de enfermedad o dolencia severa, puesto que, normalmente, las infusiones son fruto de la mezcla de distintos frutos o plantas.

Por ejemplo, ¿cuántas tazas podemos tomar de rooibos en una jornada? Los expertos dicen que no se debe abusar y ponen en cuatro el límite diario de rooibos.

Sin embargo, si ingerimos una infusión de rooibos acompañada, por ejemplo, de regaliz, deberemos limitar la dosis, especialmente si padecemos hipertensión o enfermedades renales, pues este reduce los niveles de potasio y aumenta los de sodio.

En Cafés Foronda, contamos con una amplia variedad de infusiones pensadas para satisfacer todos los gustos y necesidades, como nuestras infusiones ayurvédicas, una rareza exquisita dentro de las infusiones.

¿Té o infusión?

Para quienes se debaten entre los tés o las infusiones, decir que entre las cualidades de las segundas encontramos propiedades exclusivas:

  • Las infusiones contienen menos cafeína que los tés, o simplemente no contienen, por eso son una magnífica opción para quienes descartan de su dieta los excitantes.
  • Se trata de una bebida más ligera, de sabor refrescante y suave, ideal para tomar en cualquier momento del día, por ejemplo, después de comer.

Así que, si lo que buscamos es una sensación de relajación, lo mejor es optar por una infusión, más digestiva y capaz de reforzar nuestro sistema inmune y metabolismo con cada sorbo.

El té en Turquía: tradición y cultura

En Turquía, el té forma parte de la cultura del país, de sus hábitos más arraigados; en Estambul, está ligado a la imagen de la ciudad.

El té en Turquía: tradición y cultura

En Turquía, punto de encuentro entre Europa y Asia, los contrastes son comunes: lo exótico y moderno se dan la mano, y la tradición y la vanguardia coexisten. Quizás por eso, su bebida más emblemática, el té turco, ha sabido resistir el paso de los años y reinventarse como bebida tradicional que se erige, hoy en día, en emblema cultural y uno de los símbolos de la maravillosa Estambul. El té forma parte de la cultura del país, de sus hábitos más arraigados; en Estambul, está ligado a la imagen de la ciudad. Y es que, de entre todos los tés que podemos encontrar, el de Turquía bien merece una tarde frente al Cuerno de Oro.

  1. Imágenes para el recuerdo con el té como protagonista
  2. El origen del té turco
  3. Forma de preparar el té en Turquía

1. Imágenes para el recuerdo con el té como protagonista

El uso de las redes sociales, entre ellas Instagram, han perpetuado imágenes icónicas que se apuntalan en el ideario colectivo. Las de la Mezquita Azul, el Bósforo o el Cuerno de Oro presididas en primer plano por un bonito vaso de cristal, en forma de tulipán y sobre un plato de porcelana o metal, con un té turco de rojo intenso aún por saborear o a medio tomar forman parte ya de nuestra memoria.

Y es que, podríamos decir que el té, en Turquía en general y en Estambul en particular, forma parte de su basto patrimonio cultural.

Quien pasea por las animadas calles de las grandes ciudades turcas o pueblos por vez primera, sabe que terminará una agotadora y emocionante jornada presa de esta maravillosa bebida, con la cual, el atardecer se ve de otra manera.

2. El origen del té turco

El té (denominado çay, en turco), es sinónimo de hospitalidad y de encuentros animados y distendidos en torno a la mesa. Siempre ha sido así. A diferencia del té chino, por ejemplo, su consumo no viene de lejos ni cuenta con una tradición ancestral de origen terapéutico, todo lo contrario, es bastante actual.

El té comenzó a consumirse en Turquía a principios del siglo pasado y por un motivo muy prosaico, por así decirlo: la escasez de café por entonces. Hoy en día, ha desbancado a este segundo como bebida nacional.

La variedad más extendida es el té negro cultivado en el propio país. Concretamente en la costa este del Mar Negro, provincia de Rize, donde el clima es húmedo.

En esta zona de Turquía, el té se recolecta a mano, de forma cuidadosa y tradicional en maravillosos en elevadas cumbres y extensos campos de té negro a orillas del mar. Sin duda, una experiencia visual y sensorial digna de experimentar. 

De hecho, en Rize, rodeada por cultivos verdes, los habitantes dedican los jardines de sus propias casas a la planta del té.

El sabor del té turco es fuerte, muy consistente, y peculiar, aunque se puede diluir. Y en el país lo toman muy caliente y bien azucarado, con uno o dos terrones.

Hoy en día, Turquía es responsable de más del 6 % de la producción total mundial de té y lidera el ranking mundial en consumo per cápita (2,1 kg por persona).

3. Forma de preparar el té en Turquía

El té en Turquía precisa de un accesorio especial y singular del país para su preparación. Se trata de la tetera tradicional turca, una especie de tetera doble con dos alturas gracias a la cual puede obtenerse un té más o menos fuerte y evitar que se queme.

El proceso es el siguiente:

Hay que llenar la parte inferior de la tetera de agua. En la superior, depositamos las hojas de té. Después, se pone a calentar la tetera al fuego. Tenemos que esperar a que el agua rompa a hervir y, entonces, verter el agua en la parte superior, es decir, pasarla de la tetera de abajo a la de arriba, donde se encuentra el té.

La parte de abajo se llena de nuevo de agua y se pone otra vez al fuego, cuando vuelva a hervir, será la hora de servir en el vaso. Hacerlo tiene un miga, pues ha de echarse un tercio aproximadamente de la mezcla que permanece en la parte superior de la tetera por dos del agua hirviendo que alberga la de abajo. Para suavizar, se vierte más agua que té infusionado, obteniendo así un denominado té ligero, en vez de oscuro.

Para que las hojas de té no pasen al vaso, estas teteras incorporan en la parte superior un pequeño filtro.

Si no se dispone de una tetera tradicional o çaydanlık para preparar la bebida, puede seguirse este mismo proceso con dos teteras al uso.

Hay que señalar que el té turco tradicional y preferido por los habitantes y oriundos del país es el té negro que plantan y recolectan en sus tierras, sin embargo, en los últimos años se ha popularizado el denominado té de frutas como, por ejemplo, el de manzana, el de granada o el de limón, que se comercializa, normalmente, en polvo para ser diluido directamente en agua o en trozos de fruta secos y sueltos para llevar a ebullición.

Los amantes del té turco se detractan a menudo de estas últimas variedades, las cuales, aseguran, constituyen un reclamo para los turistas, a pesar de no ser consumidas por los turcos.  

Sea como sea, merece la pena tomar una taza de esta infusión tan peculiar, eso sí, siempre y cuando hayamos degustado un verdadero té turco tradicional, puro y repleto de ese aroma y sabor tan inconfundible.

En Cafés Foronda nos declaramos unos auténticos amantes del té en todas sus versiones y acepciones siempre y cuando sean de calidad, puros y guarden esa mágica relación con sus países de origen. Por eso, desde nuestra web, te ofrecemos la oportunidad de comprar el té adecuado para la ocasión idónea.

¿Quieres contactar con Cafés Foronda? Puedes hacerlo a través del 945 136 964 o del correo electrónico info@cafesforonda.com. Te atenderemos encantados.